19 mayo, 2012

Maratón Ornitológico SEO/BirdLife 2012

El pasado domingo 22 de abril, Belén, Vicente y yo participamos en el maratón ornitológico organizado por SEO/BirdLife bajo el nombre de "Els territs" (los correlimos en valencià en honor a la zona de observación). Este año la asociación presentó una nueva forma de realizar dicho maratón: la modalidad Cero-CO2. Esta modalidad consiste en no producir emisiones de CO2 durante la realización del maratón. Para ello, solamente estaban permitidos medios de transporte como la bicicleta, el caballo o simplemente ir a pie. Aunque se podía tomar el coche para ir al punto de comienzo de la ruta que diseñamos especialmente para este día, en nuestro grupo decidimos tomar el metro hasta Rafelbunyol para ser lo más consecuentes posible con la ideología de la nueva modalidad y comenzar desde esta población a pedalear.  


Tomamos el carril bici para llegar hasta Puçol, pasando por campos de naranjos y acequias. Arriba podéis verme parando un momento para escuchar al primer ruiseñor común de la jornada. 


Seguimos pedaleando por los huertos de naranjos para llegar hasta la Marjal dels Moros donde esperábamos engrosar nuestra lista de aves, aunque ya pudimos anotar varias, como los gorriones molineros de la imagen de arriba, y otros pájaros propios de la huerta valenciana, como los carboneros comunes, los mirlos, verdecillos, jilgueros y verderones, los trigueros, cogujadas, estorninos...


Pasadas las nueve, llegamos por fin a la marjal. Aquí nos tomamos algo más de tiempo para observar las aves del lugar. Pudimos ver las cópulas de los charranes comunes. Otras aves también presentaban comportamiento reproductor, como las avocetas y los chorlitejos patinegros. También pudimos ver collalbas grises en migración, y una buena imagen de tres especies de archibebes en el mismo punto de observacion: el común, el claro y el oscuro. 


Sumándose al escándalo de los charranes comunes, se encontraban los charrancitos, las pagazas piconegras, las canasteras y los fumareles cariblancos. Un espectáculo que nos hizo retrasarnos en nuestros planes horarios, pero mereció la pena. En unos árboles bajos cercanos se encontraban de caza un papamoscas gris, y currucas carrasqueñas entre la vegetación. 


Garzas reales e imperiales, garcetas comunes y garcillas no faltaron a nuestra cita junto con los porrones, patos colorados, fochas, flamencos, gallinetas y zampullines chicos. Aunque los últimos patos cuchara no quisieron salir a saludarnos, un tarro blanco nos alegró con su presencia. 


Fueron abundantes los andarríos y los chorlitejos chicos, y el cielo estaba dominado por los vencejos comunes, junto con los avioncitos y las golondrinas. Mientras, un papamoscas cerrojillo no fue tímido en dejarse ver posado junto a los cañaverales para nuestra suerte. 



Abandonamos la Marjals dels Moros para llegar a nuestro siguiente objetivo: la Marjal de Almenara. Para ello tuvimos que atravesar el puerto y la población de Sagunto por la costa, en la cual hicimos una parada para comer. 


Aunque ya estaban incluidas en la lista en la Marjal dels Moros, no pude resistirme a tomar unas fotos a estas gaviotas de Audouin tomando el solecito mientras descansaban en las horas de más calor del día. 



Mientras comíamos nuestros bocadillos tuvimos una gran sorpresa: arriba, en el pino que nos daba sombra, se asomó con curiosidad una curruca mirlona. Parece que la pequeña no quiso perder la oportunidad de aparecer en la lista, junto con sus primas las cabecinegras, capirotadas y las antes mencionadas carrasqueñas. 


Llegamos a los alrededores de la segunda marjal, en la que pudimos sumar a la garcilla cangrejera y la garceta grande. Además vimos un busardo de Harris, el cual está citado en la zona desde el año 2005 y se ha mantenido fiel al lugar y a sus posaderos hasta el día de hoy. Seguramente su presencia sea causa de un escape. Según las bases del maratón, esta rapaz no fue contabilizada en nuestra lista, pero aún así, nos encantó ver a este curioso ejemplar en su amada Marjal de Almenara.


Adentrándonos en la nombrada marjal, cerca de su merendero repleto de visitantes y la zona de observatorios para aves, decidimos descansar un poco de la bici para hacer algo de recorrido a pie. Gracias a ello, un cuco nos sobrevoló a pocos metros, Vicente nos enseñó unas cigüeñas blancas que casi se nos pasan por culpa de encontrarnos bajo unos frondosos árboles de morera y vimos a los martinetes escondidos en su dormidero, algo ruidosos y agitados. Ya quedaba menos para el atardecer. 


Tocaba dar la vuelta hasta Sagundo. Para ello, en lugar de ir por la costa, tomamos una ruta de interior por los campos de naranjos. Aunque ya poco pudimos engrosar nuestra lista y hubo grandes ausentes, como el vencejo real y la golondrina dáurica, además de una pareja de ratoneros que tenía controlada de días antes, tuvimos la sorpresa de ver a una avefría sobrevolando la zona. Y es que,  a pesar de que esta especie es propia de la temporada de invernada, la cual se presenta en bandos, quedan unos pocos ejemplares reproductores.


Durante la vuelta y apunto de perder la esperanza de verla, encontramos una tórtola común posada en un cable. Ya estaba oscureciendo, por lo que también pudimos ver a una lechuza común. Tuvimos la genial idea de terminar la ruta pasando de nuevo por la Marjal dels Moros para luego volver a tomar el último metro en Rafelbunyol. Y digo genial porque no contábamos con la superpoblación de mosquitos propia de esta época y de dicho momento del día en zonas palustres. 

No pudimos parar de pedalear para evitar su ataque. Aún así, eran capaces de seguirnos a nuestra velocidad, posarse y encontrar cualquier hueco para picarnos o hacerlo incluso a través de la ropa. 

Una vez que pudimos escapar del ataque con una buena colección de picaduras cada uno, regresamos por el carril bici de Puçol pudiendo apuntar las últimas aves de nuestro maratón: un autillo que se escuchaba incesante y la silueta de un mochuelo posado en una casa de campo.  

En total conseguimos 94 especies en unos 70 km. recorridos. Seguramente, debido al viento no pudimos llegar a las 100 especies como teníamos planeado de observaciones anteriores para la preparación del maratón. Aún así, fue una gran experiencia, especialmente por la nueva modalidad. Estamos de acuerdo en que, no solamente se trata de hacer el mayor número de especies posibles, sino también de que nuestras observaciones sean lo más respetuosas posibles con nuestras amadas aves y su entorno. Por ello, espero que el año que viene se sumen más equipos a la nueva modalidad Cero-CO2 que, con gran acierto, ha incluido SEO/BirdLife en la convocatoria de este año. 


08 mayo, 2012

Con la tecnología de Blogger.

Licencia

Licencia de Creative Commons

Licencia Creative Commons, 2009


This obra by Carmen Azahara is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 España License. Permissions beyond the scope of this license may be available at http://onlybirds.blogspot.com.es/.

Todo el contenido (fotografías, artículos, logos, vídeos, etc) tienen licencia Creative Commons, y pertenecen a su autora, Carmen Azahara, excepto si se especifica lo contrario. Se puede copiar, distribuir y comunicar públicamente la obra, bajo las siguientes condiciones
  • Reconocimiento: Debe reconocer los créditos de la obra. Antes de publicar algún contenido de la web, contacta conmigo: carmenazahara86@gmail.com
  • No comercial: No puede utilizar esta obra para fines comerciales.
  • Sin obras derivadas: No se puede alterar, transformar o generar una obra derivada a partir de esta obra.

Follow me!